Centro de buceo, club de buceo, buceo profesional,  buceo técnico, tienda, asociación cultural,  agencia de viajes, y todo en Santander. La empresa MouroSub, cuyo nombre es un homenaje a la maravillosa isla de Mouro, es completa y desde hace cuatro años tiene como objetivo ser la referencia en la zona norte española por lo que respecta al mundo del buceo.

 

MouroSub se fundó en 2012 en principio con la idea de que fuera un club para los aficionados al buceo pero enseguida se convirtió en empresa. En la actualidad es un grupo dedicado íntegramente a todo lo relacionado con el buceo deportivo, profesional y técnico. Un centro que lo abarca todo ya que además consigue desarrollar otras actividades complementarias como la investigación, la fotografía, el vídeo o la observación de la naturaleza.

“Nuestro trabajo nos permite descubrir mundos muy diferentes al que vivimos a diario. Tenemos la posibilidad de capacitarnos en especialidades que nos permiten un análisis y una comprensión más integral de estos sistemas de vida, objetivo fundamental para compartir todo lo enunciado en un clima de camaradería con gente que comparte nuestros mismos gustos y aficiones. En fin, un grupo apasionado por el mar, deseoso de compartir conocimientos y experiencias”, explican sus coordinadores.

El alma mater de MouroSub, Leo del Rincón, confiesa que se basa en tres pilares fundamentales: la profesionalidad, la implicación en la seguridad y la promoción medioambiental. Por supuesto, todo ello con una atención personalísima a los clientes y los mejores medios.

El centro cuenta con un nutrido grupo de profesionales muy preparados para llevar a cabo todas las actividades. Comandado por Leo del Rincón, este grupo de instructores (hombres y mujeres) lo forman Carmen Ruiz, Rocío Gutiérrez, Diego del Río, Miguel Arnáiz, Eduardo Díez y José Luis Sáinz.

“Tenemos fortuna de poder contar con instructores y asistentes con alta capacitación y experiencia de varios años en el mundo de las actividades subacuáticas”, considera el gerente quien reconoce que esto es un factor muy importante porque además todos son versátiles y, además, cuenta en temporada alta con gente joven con ganas de formar.

Cabe destacar que todos los cursos que presta MouroSub están avalados por las organizaciones oficiales de buceo más importantes ESA, SSI, PADI, FEDAS, CMAS, IANTD, EFR, DAN. Todos ellos con un sistema de enseñanza progresiva que aporta calidad. Incluso ofrecen cursos de navegación para obtener la titulación de básica de recreo, Patrón de Navegación Básica y Patrón de Embarcación de Recreo. No obstante, el centro está de forma continua ampliando su oferta con nuevos cursos y, el último proyecto, es la especialización en Apnea. “Nuestra pretensión es dar una cobertura total, esto es, cerrar el círculo de todo lo relacionado con el buceo”, apunta del Rincón.

Sus instalaciones se encuentran en el precioso marco de la costa santanderina. El Centro de Buceo está situado dentro de las instalaciones del Puerto Deportivo Marina del Cantábrico, en el Municipio de Camargo, a tan sólo cinco minutos de Santander.

“Todas las infraestructuras se encuentran en la misma ubicación, incluidos los atraques. Nuestra preocupación es ofrecer a los usuarios la mayor comodidad y el mejor servicio con la máxima seguridad”, opina Leo del Rincón quien puntualiza que esto convierte a MouroSub en único.

Cabe destacar que en el edificio de Camargo se encuentra una gran aula multimedia, una zona social, un taller especializado para mantenimiento de los equipos, zona de carga, almacén de gases, secaderos, zona de endulzado, tienda para compra y alquiler de equipos, cafetería, terraza y además, varias embarcaciones. También tanto en Burgos como en Valladolid cuentan con un lugar para impartir cursos teóricos y piscina.

La gente que se acerca a su base para disfrutar de sus servicios son buceadores de toda la zona de Cantabria, aunque también son muchos de zonas limítrofes. “Casi un 40 por ciento de los clientes son de Castilla-León y también tenemos un porcentaje importante de Madrid y del País Vasco”, explica el responsable del centro y especifica que las edades están comprendidas de los 12 a los 70 años.

MouroSub como escuela funciona durante todo el año, como centro las inmersiones se concentran fundamentalmente desde marzo a octubre y los viajes fuera de Santander se suelen realizar de octubre a marzo hacia la zona mediterránea y las islas Canarias. También cada año están previstas varias salidas internacionales por ejemplo a California, Brasil o la zona asiática.

El responsable del centro santanderino ve el futuro con optimismo, aunque no exento de trabajo, esfuerzo y dinamismo. “Está muy bien tener clientes fijos buceadores pero nosotros también apostamos por la gente no buceadora que son clientes potenciales de cara a que prueben y disfruten del buceo. Es muy satisfactorio ver cómo la gente realiza bautizos y repite y hace cursos”, concluye.

LA IMPORTANCIA DEL MEDIO AMBIENTE

Para el centro la promoción, educación y medioambiental es una labor de vital importancia. “Nos preocupamos de la educación medio ambiental, colaborando con otras organizaciones, promocionamos las buenas prácticas, la integración y el entendimiento de la naturaleza en las prácticas deportivas. Algo fundamental para preservar nuestro medio”, argumenta Leo del Rincón quien hace hincapié en el hecho de que en MouroSub el medio ambiente se realza en cualquiera de los cursos o actividades.

Además, como Asociación Cultural se encarga de proyectos de investigación y la divulgación de la historia sumergida, a través de proyectos como “Los últimos buscadores de pecios” donde MouroSub realiza registros gráficos de los naufragios existentes en las costas durante la primera mitad del siglo XX.

 

MUY PERSONAL – LEO DEL RINCÓN

Leo del Rincón es el fundador y propietario de MouroSub. A sus 51 años este santanderino buceador profesional trabaja sin descanso para que el centro sea el mejor.

Su padre fue uno de los primeros instructores del buceo en la zona y el que “le metió ese veneno en la sangre”. A los 7 años realizó su primera inmersión en el mar ayudado con un equipo fabricado para él por su progenitor. Leo admite que esa experiencia le dejó marcado y ya no ha podido parar. Además, defiende que el buceo atrapa sin remedio si se es apasionado de la naturaleza y te gusta la sensación especial de ingravidez.

Confiesa que el buceo lo es todo para él: “es mi pasión, mi forma de vida, mi proyecto y mi futuro”. No duda en proclamar su amor por Santander y, en concreto, por la isla de Mauro.

Leo comenta que el buceo actual está evolucionando en cuanto a equipos y nuevas técnicas, aunque reconoce que en su caso todavía le queda mucho por aprender y lugares por visitar para realizar inmersiones.

 

 

PÁGINA

PUNTOS DE INMERSIÓN EN SANTANDER

La zona del Cantábrico en el pasado fue “el patito feo” en el buceo porque de manera errónea se pensaba que sus aguas tenía una temperatura muy baja y que en las inmersiones había poca visibilidad pero esta falacia es historia. De hecho, en la actualidad el norte peninsular vive su particular apogeo en el mundo del buceo. Concretamente, la bahía de Santander es un lugar excelente.

Los expertos de MouroSub recomiendan varios lugares para bucear como la Isla de Mouro, Bajos y Cabezos, Cabo Menor y Mayor, El Palacio, la Isla de Santa Marina, los Pecios o, incluso el Pozo Azul (éste último punto en Burgos).

ISLA DE MOURO

La Isla de Mouro está directamente ligada con la historia de Santander y su puerto, la evolución técnica de las señales marítimas y la cartografía. Su antigua denominación era isla de “Mogro”, sinónimo de “castro”, que hacía referencia a una roca o saliente de la costa, quedando este aislado por el mar. Declarada Reserva natural en 1986, la Isla de Mouro está situada a la salida de la Bahía de Santander. Contiene una gran biodiversidad, con más de 39 especies diferentes de peces habituales en sus aguas.

Todo el perímetro de Mouro ofrece multitud de inmersiones diferentes, pues cada punto concreto de sus salientes y entrantes se puede considerar una inmersión en sí misma.

Su fondo es de arena y piedra con multitud de colores por la abundante población de algas. Nos podemos encontrar infinidad de especies, como erizos de múltiples colores, estrellas con diferentes formas y colores, cardúmenes de jargos, julias, porredanos, bogas, mules y chicharros, también veremos cefalópodos como pulpos y sepias, en los fondos arenosos lenguados, rodaballos y posiblemente alguna raya.

“Se trata de un icono, un lugar maravilloso. Mouro se encuentra en una situación geográfica impresionante, la bahía. Aquí lo tenemos todo con variedad de fauna y flora marina. En la zona sur nos encontramos con una cala natural con aguas muy limpias un factor perfecto para bautismos y cursos. Mientras, la zona norte está plagada de cavidades, perfectas para buceadores experimentados”, explica Leo del Rincón.

BAJOS Y CABEZOS

Este tipo de inmersiones requiere de un nivel de buceo alto y experiencia consolidada en buceo con fuertes corrientes, ya que son inmersiones en mar abierto donde las condiciones son bastante más exigentes que las realizadas en el abrigo de la costa.

El dominio y control absoluto de la flotabilidad, orientación y manejo de carrete y boya son imprescindibles así como el equipo adecuado y una buena forma física.

CABO MENOR Y MAYOR

Cabo Menor y Cabo Mayor son dos salientes de tierra frente al Mar Cantábrico, formado por calizas del Cretácico Inferior, dando origen a la ensenada y playa de Mataleñas. Está situado al norte de Santander, en la localidad de Cueto, el faro de Cabo Mayor, emerge desde un mirador donde el visitante tiene unas imponentes vistas del mar y todo el acantilado.

Así en esos puntos tenemos un fondo de arena y roca. Su profundidad máxima es entre los 14 y los 22 metros. Recomendable para un nivel de buceo medio.

EL PALACIO

El Palacio de la Magdalena está situado en la Península de su propio nombre, en Santander. Construido entre 1909 y 1911, se trata de una obra de estilo ecléctico.  Desde 1932 el palacio alberga la Universidad Internacional Menéndez Pelayo durante los cursos de verano. En 1993 fue rehabilitado por el ayuntamiento de Santander, según proyecto de Luis de la Fuente.

Esta zona es fundamentalmente indicada para el buceo de nivel básico. Con días de buena visibilidad esta inmersión sorprenderá gratamente ya que sus numerosas gateras esconden infinidad de vida, haciendo el deleite de los aficionados al fotosub. La variedad de colorido y los contraluces permitirán captar fotos de gran calidad.

ISLA DE SANTA MARINA

Isla de Santa Marina o Isla de Los Jorganes con una extensión de 18,5 hectáreas, es  la mayor de todas las islas de Cantabria. Está cerca de la costa del municipio de Ribamontán al Mar, al que pertenece, en el oriente de la boca de la bahía de Santander. Su aspecto es alargado y completamente llano, cubierta de pradera. Las rocas que la circundan la hacen inabordable, y es muy conocida entre los practicantes del surf, debido a las buenas olas que suelen crecer en sus inmediaciones.

Aquí podemos encontrar varias zonas de buceo para niveles básico y medio. Por supuesto, con gran variedad de fauna marina.

PECIOS

El buceo en pecios no se trata de una simple inmersión, es labor de equipo, un reto, aplicar varias técnicas en conjunto y constante evolución, un retroceso en el tiempo, querer saber más y adentrarte en los misterios de la historia sumergida.  Nos transporta en el tiempo, pudiendo contemplar y admirar, lo que queda de esos buques.

Cabe destacar que, dependiendo de la profundidad y el tiempo de fondo, utilizaremos distintas mezclas de gases respirables.

Los buques son: Antártico, Lolo Nin, Río Miera, Skotland y Alfonso XIII

 

PÁGINA

///ESTO ES ALGO OPCIONAL EN FUNCIÓN DE LAS FOTOS QUE TENGAMOS///

 

CONSEJOS MOUROSUB PARA REALIZAR UN BUEN CURSO DE BUCEO

¿QUE IMPLICA UN BUEN CURSO?

He aquí algunos puntos que deberías tener en cuenta para evitar sorpresas…

  • Asegúrate de que el centro de buceo que has elegido sea efectivamente un centro de Actividades Subacuáticas registrado oficialmente.
  • Si es posible, procura ver la sala de teoría, instalaciones y logística en general que será utilizada durante el curso.
  • Asegúrate de que los instructores que impartirán el curso estén autorizados para realizar el curso en cuestión y que estén en posesión del estatus de enseñanza. La indicación “Teaching Status” y el año de validez deben figurar en su titulación.
  • Controla que tu material personal (manual, planificador de inmersiones recreativas, diario de buceo, etc.) está incluido en el precio. Así tus apuntes no se perderán y podrás utilizar todas las informaciones en un curso más avanzado. Si no está incluido en el precio, el manual que utilices deberá ser para ti cuando termine el curso.
  • Pregunta si hay gastos suplementarios en el curso, como entrada en la piscina, alquiler de material o titulación.
  • Controla el tipo de material de buceo que está incluido o alquilado para el entrenamiento durante el desarrollo del curso: Traje de buceo, Chaleco compensador de flotabilidad, Reguladores, Manómetro, etc. (Se recomienda que tengas tu propio equipo ligero, aletas, máscara y tubo porqué tienes que sentirte perfectamente bien con esto).
  • El instructor debe estar presente en todo momento durante las diferentes partes del curso. La persona que firma tu solicitud de titulación internacional como buceador, debe entregarte una tarjeta provisional, válida durante 90 días. Tu tarjeta definitiva la recibirás antes de que transcurra ese período de tiempo. No pierdas tu tarjeta provisional, porque podría servirte de ayuda en caso de que hubiera algún retraso para solicitar un duplicado del título definitivo.

Si todos estos puntos se respetan, tu curso de buceo será una de las bellísimas experiencias en tus futuras actividades subacuáticas!