Como en el cine, los videojuegos que tienen como temática el buceo no son especialmente numerosos aunque ello no significa que los haya para todos los gustos. A continuación, vamos a repasar lo que podríamos considerar la mejor selección de títulos al respecto. No están todos los que son, pero estos representan lo que la principal industria del entretenimiento ha querido plasmar, en forma de bits, sobre el buceo; ya sea en forma de juegos de exploración como en el género más de acción y supervivencia. Nos remontaremos a tiempos de la gran PlayStation 2, a principios de la década del 2000 y acabaremos en algún producto aparecido hace apenas un par de meses.

 

Everblue (1 y 2) – PlayStation 2 (2002 y 2003)

Desarrollado por Arika y Capcom para Ps2, es un juego en primera persona en el que encarnamos a Leo, un buceador novato que quiere buscar tesoros y aprender sobre la vida marina. Es un juego de exploración donde debemos rescatar objetos del fondo marino y pecios mientras evitamos a depredadores, realizamos fotografías submarinas y comerciamos en el pueblo marítimo que nos acoge.

En la segunda parte Leo, tras sufrir un naufragio, arriba a una isla del Caribe donde una vil compañía intenta localizar un tesoro pirata ancestral en un barco maldito, lo cual está creando grandes tormentas. Su objetivo: recuperar el tesoro antes para que los océanos se calmen. El modo de juego como en el anterior consiste en ir recolectando objetos con los que poder comprar mejor equipamiento para acceder a nuevas zonas de buceo e ir avanzando hasta el objetivo final.

 

Endless ocean (1 y 2) – Nintendo Wii (2007 y 2010)

También el desarrollador Arika, en este caso junto a Nintendo, creó estos juegos, cinco años más tarde que Everblue, en este caso para Wii. El juego, técnicamente más avanzado que los anteriores, aunque con muchas semejanzas con el anteriormente comentado, permite jugar con un amigo vía wifi y cambiar la cámara tanto a 1ª como a 3ª persona. Nos ponemos en este caso en la piel de un experto buceador que sirve de guía y asistente a la bióloga marina, Katherin Sunday, en la búsqueda y catalogación de especies (y tesoros) en la ficticia isla de Manaurai ubicada en el Pacífico Sur. Además hemos de perseguir el objetivo final del juego: localizar una ballena blanca única tras la que iba el padre de la protagonista cuando desapareció.

La segunda parte varía en el fondo pero no en la forma. Los controles son básicamente los mismos pero el argumento y las misiones a realizar aumentan tanto en número como en calidad. -De hecho, el mismísimo Satoru Iwata, fallecido expresidente de Nintendo, se implicó personalmente en el desarrollo del título dotándolo de sus señas de calidad-. Ejemplos de ello es que si bien en los juegos anteriormente nombrados todo sucedía en lugares ficticios donde no importaba la fauna, en este, según la zona del  planeta donde nos sumerjamos, todo será acorde a lo esperado en la realidad. Del mismo modo y como en la vida real, según vayamos realizando misiones, los datos de éstas aparecerán en el libro de inmersiones y veremos que vamos ganando habilidad y destreza con la práctica.

 

Depth –PC (2014)

Es uno de los videojuegos multijugador en primera persona llamados ‘Asimétricos’: un grupo de jugadores forman un equipo (en este caso buceadores) y otro jugador hace el papel de lobo solitario (más bien tiburón asesino). No es difícil de adivinar que los jugadores tienen que buscar y matar al tiburón, en tanto en cuanto este tiene que hacer lo propio con los buceadores. Mientras, unos y el otro han de tratar de encontrar objetos que les faciliten la tarea. Todo ello, en escenarios que transmiten la angustia del momento. A nadie le gustaría estar en una situación en la que te persigue un tiburón de cinco metros por los pasillos de la sala de máquinas un viejo transatlántico hundido.

 

Subnautica – PC/Mac y Xbox One (2014)

Hay quien podría comparar Subnautica con el Minecraft subacuático y, en cierta forma, no iría muy desencaminado. Aunque tal vez sería más acertado compararlo con No Man´s sky ¿o tal vez sería más bien al contrario y este último se basa en Subnautica? Sea como fuere estamos ante un juego de exploración, ‘crafteo’ y supervivencia bajo las aguas de un planeta océano a donde hemos ido a parar tras sufrir un accidente con nuestra nave espacial. Todo un mundo para explorar lleno de criaturas peligrosas donde además de tener que protegernos de ellas tendremos que controlar los niveles de oxígeno, comida y agua, al tiempo que recolectamos y fabricamos todo lo necesario para poder llegar mejor y más lejos en la exploración -desde equipos de buceo autónomo a mini submarinos o bases submarinas donde almacenar lo recolectado-. Es un juego que sigue en desarrollo y perfeccionamiento en este momento y, recientemente, se le ha dado compatibilidad con cascos de Realidad Virtual.

 

Anoxemia – PC (2015)

Disminución de la concentración de oxígeno en la sangre. Esa es la definición médica de la anoxémia, dolencia que puede causar entre otras cosas intranquilidad, confusión, exceso de sudoración…coma. No hay mejor manera para definir este juego: atmósfera inquietante, desvaríos del protagonista por el efecto de la escasez de aire, alta dificultad para resolver los puzles que se plantean y muchos peligros que esquivar.  Todo ello, en unos escenarios minimalistas y con una ambientación que te mantiene en tensión desde el primer momento.

Manejamos un dron que le facilita las cosas al Dr. Brailey, que se encuentra solo y desorientado en el fondo del océano tras haber sufrido un accidente con un mini submarino ¿o quizás sabotaje? Tendremos que conseguir recargas de oxígeno para poder seguir avanzando en la búsqueda de la verdad mientras nos planteamos preguntas, sufrimos alucinaciones y esquivamos las muchísimas minas acuáticas que pueblan los escenarios. Apenas podemos ver a unos pocos metros de distancia, por lo que usar el sónar del dron y equiparlo con mejoras es imprescindible para superar los niveles. De esta manera cada paso aumenta la dificultad de una manera bastante notable, hasta el punto de poder resultar frustrantes.

 

Abzû – PC y Ps4 (2016)

Sin duda el título que recoge mejor la esencia de ser un buceador: sumergirse, pasear por los fondos y contemplar la naturaleza que nos rodea. Sin tener que cazar nada, sin huir de peligrosas criaturas u otros buceadores que nos acosan. Sólo disfrutar el paisaje subacuático, contemplar bancos de peces y, si se da la ocasión, agarrarnos a una tortuga o delfín para que nos impulse. Esto es Abzû, un simulador de buceo con una estética futurista a la par que sencilla, colorida y exuberante. Sin pretensiones, sin una meta más allá de disfrutar el rato que queramos estar sumergidos contemplando cada detalle de los variados escenarios y con la ventaja de que en esta inmersión no tenemos un límite marcado por las descompresiones y el aire que nos quede en las botellas. Hay que interactuar en algunos momentos con el entorno para poder seguir avanzando pero simplemente es darle a un botón y dejarse llevar por la corriente.

 

theBlu – PC VR (2016)

theBlu ha sido una de las primeras experiencias de Realidad Virtual llegadas a este nuevo avance que, después de muchos intentos, parece que ha conseguido encarrilarse y empieza a asentarse en el mundo del entretenimiento. Y decimos experiencia porque no es un juego propiamente dicho, es el intento de llevar sensaciones a quién se coloca un casco de VR. Al menos, en cuanto al apartado visual, ya que nos sumerge, nunca mejor dicho, en las profundidades y logra engañar a nuestro cerebro para hacerle creer que estamos físicamente en el lecho marino viendo pasar descomunales ballenas sobre nosotros o sobre la quilla de un barco hundido, donde las proporciones y la sensación de profundidad que notamos al asomarnos por la barandilla del barco, por ejemplo, se antojan reales.

 

OTROS:

Y, como extra, un listado con otros nueve títulos que tienen en su argumento, o en ciertos momentos del juego, relación directa con el mundo del buceo. Bien sea porque tomamos el control de un delfín, porque la aventura transcurre en una ciudad submarina llena de “buzos” gigantes con escafandra que nos quieren matar o, porque como buen aventurero retirado de la vida de asaltador de tumbas, nada mejor que dedicarnos a ser buzo de rescate.

 

 

Ecco the dolphin

Aquanaut’s holiday

Bioshock

Aquaria

Deep Hunter

World of diving VR

Soma

Song of the Deep

Uncharted