Este singular deporte se inició a principio de los años 60 en la antigua República Federal Alemana como técnica de entrenamiento de algunos centros de buceo y, de forma paulatina, se fue desarrollando y perfeccionando. Actualmente, el Rugby Subacuático se practica en un gran número de países y se llevan a cabo torneos nacionales e internacionales (mundiales y campeonatos continentales) masculinos, femeninos, mixtos y juveniles. A pesar de ello, todavía es una disciplina minoritaria.

El Rugby Subacuático es un deporte de contacto, estrategia, velocidad y agilidad. Juegan dos equipos de un máximo de 12 jugadores cada uno, de los cuales seis juegan dentro del agua y otros seis son relevos. La finalidad es introducir un balón de flotabilidad negativa en la portería metálica del equipo contrario ubicada en ambos extremos de la piscina (a 3’5 metros o 5 metros sobre la superficie del fondo). Cada parte del juego está dividida en dos tiempos de 15 minutos, con descanso de 5 minutos. El tiempo es detenido cada vez que el juego es interrumpido.

El juego se desarrolla completamente bajo el agua, lo que lleva a los deportistas a hacer apneas para participar del juego. Para ello, se requiere una buena condición física, ya que para poder mantenerse activos durante el partido, los jugadores han de estar subiendo a la superficie en busca de aire, para después volver a sumergirse y ayudar a sus compañeros en el fondo del agua. Por este motivo, cada posición se acostumbra a jugar por parejas. Las posiciones de juego son: porteros, guarda porteros y atacante o medio.

Específicamente, España cuenta en la actualidad con cerca de un centenar de practicantes federados. En este sentido, FEDAS tiene un departamento para el RugbySub y el encargado de coordinar las actividades a nivel nacional es Kamilo Reyes.

 

Los tres clubes españoles que compiten en Rugby Subacuático son: Club BCN Rugbi Subaquàtic (Barcelona), Club Osos (Madrid) y Club Pirañas Peñafiel (Valladolid).

Debemos subrayar que el pasado año se formó con gran éxito la llamada “Liga Trinations”, que se disputa entre clubes de España, Italia y Suiza. Tal ha sido la buena acogida que s ha previsto la ampliación de los participantes en la próxima edición, por lo que se unirán Grecia, Francia y Reino Unido.

 

Lo positivo de este deporte es que no tiene límite de edad ni de condiciones para practicarlo. La nota negativa es que los deportistas lo deben pagar todo de su bolsillo -ante la falta de apoyos- un hecho que pone ‘peros’ a la difusión del Rugby Subacuático entre los más jóvenes.

 

 

LA CHAMPIONS CUP BERLÍN

Este mes  tiene lugar en Berlín (Alemania) el mayor torneo de rugby subacuático del mundo, la Champions Cup.  Del 35 al 27 de noviembre los mejores equipos del mundo de 14 países -Alemania, Australia, Austria, Dinamarca, Colombia, Suiza, República Checa, Finlandia, Turquía, España, Estados Unidos, Noruega, Italia y Suecia- se dan cita en la cuna de este deporte.

España está representada por el Club BCN Rugby Subaquàtic, que por primera vez participa con dos equipos: masculino y femenino. Sin duda, un gran reto, pero la motivación de los jóvenes es enorme para poder competir al mayor nivel.

(OTRA PÁGINA???)

CAMPO DE JUEGO: PSICINA

Las dimensiones oficiales de la piscina son: 12 – 18 m de largo, 8 – 12 m de ancho y 3,5 – 5 m de profundidad

MATERIALES NECESARIOS

PELOTA: Las pelotas son redondas de goma y contienen en su interior agua salada o glicerina que le proporciona la flotabilidad negativa.

PORTERÍAS: Las porterías son metálicas y su forma recuerda a las canastas de basquet. Están ubicadas en el fondo de la piscina y se fijan mediante unos pesos para impedir que su movimiento.

MÁSCARA: La máscara que se emplea es la característica del submarinismo, que reviste los ojos y la nariz. Como nota destacada y para su total adecuación, se usan unas correas ajustables para impedir que se desplace.

ALETAS: Las aletas que se utilizan tienen que ser rígidas y cubrir el talón. No obstante, el grado de rigidez depende de la comodidad de cada jugador pero, de manera habitual, se opta por las más rígidas ya que aportan mayor velocidad.

TUBO O SNORKEL: Realmente es adecuado cualquier tubo, pero cuando más sencillo sea, mejor. Asimismo, este elemento también debe ajustarse, por lo que se recorta la longitud para que quede a la misma altura que la cabeza y, de este modo, se evita que se pueda enganchar con así evitar que se enganche en elemento alguno.

GORRO: Son los gorros que se utilizan para practicar el waterpolo. Son de color azul o blanco y tienen la identificación del jugador con su número y, en algunos casos, el nombre. Disponen de las orejeras para proteger de posibles golpes.

BAÑADOR: Los bañadores  -como el gorro- son de color azul o blanco para identificar el equipo. En algunos casos también llevan el nombre del equipo, el número y/o el nombre del jugador.

POSICIONES DE JUEGO: PORTERO, GUARDAPORTERO, MEDIO/ATANCANTE

PORTERO: La función principal del portero es cubrir la canasta. Para ello, coloca su espalda sobre ella y hace fuerza con sus piernas para mantenerse sobre la portería. Al igual que el resto de los jugadores, no se puede coger de la canasta para mantenerse o posicionarse.

GUARDAPORTERO: Las dimensiones de la portería hacen que entre el portero y el suelo haya un espacio suficiente para que un atacante pueda levantar al portero. La función del guardaportero o defensa es impedir que esto. De esta manera, reposa su espalda baja sobre el suelo y la nuca sobre el costado de la canasta. Con este último apoyo siempre presente, gira sobre el plano del suelo para cubrir la espalda del portero.

MEDIO/ATANCANTE: Es el jugador que impide que los del otro equipo lleguen a tocar a los compañeros que cubren las otras posiciones. Es la primera barrera que debe superar el equipo contrario para acercarse a la portería.

 

HISTORIA COMPLETA

En 1961, en la ciudad alemana de Colonia, Ludwing von Bersuda, miembro del Club Alemán Bajo el Agua (DUC en alemán) llenó una pelota con agua salada para poder jugar bajo el agua. Precisamente de esta forma comenzó la práctica de lo que hoy conocemos como el rugby subacuático. En un principio tenía semejanza al Voley subacuático ya que la red estaba en medio de la zona de juego pero se cambió para que el balón llegara a una canasta en el otro lado de la piscina y así marcar.

No obstante, hasta dos años después (1963) no se mostró en una competición. Fue Franz Josef Grimmeisen, quien lo convirtió en un deporte de competición, junto con el club de submarinismo de Mülheim.  Hay que destacar que el primer partido del Rugby Subacuático se disputó el 4 de octubre de 1964 entre el equipo de Mülheim y el de Duisburg

Grimmeisen trasladó esta nueva disciplina a otras ciudades alemanas. En 1965, los nuevos equipos se midieron en una competición en Mülheim.  Este torneo continúa y es el más antiguo de la historia.

El mismo protagonista alemán fue el que se dirigió al CMAS (Federación Mundial de Actividades Subacuáticas) para poder expandir el rugby subacuático. En la Unión Soviética y Francia apenas tuvo repercusión pero lo contrario sucedió en países del norte de Europa como Dinamarca y Finlandia, que lo adoptaron a principios de los años 70. Luego llegó a Polonia y la República Checa.

El juego se reconoció como un deporte por la Unión Alemana de Deportes Subacuáticos (VDST) en 1972. De nuevo, Mülheim, fue la ciudad anfitriona de los primeros pasos de este deporte. Asimismo, CMAS, en 1978, reconoció oficialmente el Rugby Subacuático como deporte.

En la actualidad y de forma anual se celebra la Europe League con tres paradas en los países nórdicos y se está desarrollando una copa para los países del sur de este continente. En el resto del planeta, el Rugby Subacuático tiene infinidad de adeptos en países como Colombia, Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica, Singapur o Venezuela.