Una piscina de 23’5 millones de litros de agua y réplicas de la Estación Espacial Internacional (EEI) ayudan a los futuros astronautas a prepararse para sus misiones en el espacio y habituarse a la ingravidez

¿Qué tienen en común la exploración espacial y una piscina gigante? O, más bien, ¿de qué manera puede usarse una piscina para preparar a futuros astronautas? Aunque en un principio puedan parecer inconexas, para la NASA ambas cosas van de la mano y es que, en su Laboratorio de Flotación Neutral de Houston (Texas, Estados Unidos), los futuros astronautas pasan hasta seis horas sumergidos realizando tareas que, posteriormente, llevarán a cabo en el espacio.

Tal y como relata a 7Mares Edgar Turcotte, el jefe adjunto y encargado de proyectos del Laboratorio de Flotación Neutral (o NBL por sus siglas en inglés), estos entrenamientos “no sólo son importantes sino que constituyen un requisito indispensable para todos los miembros de la tripulación que serán enviados a la EEI”.

La misma NASA, en su página web, incide en la trascendencia de la labor del NBL y resalta la importancia de los entrenamientos en flotación neutral. La prestigiosa agencia espacial defiende que la capacidad de realizar operaciones de montaje y mantenimiento en órbita con éxito es “fundamental para futuras misiones espaciales” y, como ejemplo, menciona al famoso Hubble, cuyos descubrimientos científicos atribuye a “caminatas espaciales de mantenimiento exitosas”.

Para la NASA es vital preparar a los astronautas de manera óptima cara a estas caminatas, a las que llaman “piedra angular de las iniciativas espaciales actuales y futuras” y es por ello que, antes de embarcarse en su aventura espacial, los astronautas de la reconocida organización realizan duros entrenamientos inmersos durante largas horas en la piscina del NBL. Es allí donde se simula la ingravidez del espacio y los futuros astronautas, enfundados en un traje que pesa no menos de 127 kilos, llevan a cabo todo tipo de tareas con un único objetivo: estar lo más preparados posible para las futuras misiones en órbita y, especialmente, para las actividades extravehiculares (EVA).

 

Si quieres leer la revista completa, descárgate la revista:

playstoreappstore